rising & growing_OPEN MIND. Entrega final T103 Guardería Sao Paulo

 
Desde la entrada el propio rio que se introduce en la parcela te marca la dos direcciones a seguir (zona administrativa y área de aulas).

Atravesando este primer espacio accedes a la zona del patioconcebido como el MONTESSORI SCHOOL (DELFT) de HERMAN HERTZBERGER,donde genera un área a la salida del aula al mismo nivel marcando una ligera sobreelevación de este conjunto respecto al resto del patio. Esta diferencia de nivel produce una apreciación del niño hacia estos espacios de acceso dentro del propio patio común como privados, propios del aula/s a las que dan acceso.

Ya dentro de la misma, con un carácter modular, se generan dos espacios diferenciados; la zona de trabajo y la zona de juego separados por una lámina de agua procedente de la recogida de aguas pluviales.

Una segregación por edades y en dirección a la crecida del río con comunicación visual entre aulas de distintas edades mediante una superficie acristalada. La zona de comunicación entre aulas de la misma edad mediante una pared de cristal a escala del niño (1 m. de altura) con la posibilidad,en un momento dado, de poder levantarla permitiendo la unión entre clases, entre niños de la misma edad.







La guardería y toda la parcela de actuación siguen una estructura reticulada que le da forma al conjunto.

Del emplazamiento se leen zonas pavimentadas, zonas destinadas como patios de juego urbanos... Estas zonas pavimentadas se interconexionan con espacios verdes.

Los patios de juego juegan un papel fundamental en la lectura de la parcela. Durante una buena parte del año estos espacios de distintas superficies y profundidades generan áreas de juego con segregación de edades (áreas más pequeñas y menos profundas para los más pequeños, y áreas de hasta 2 m. de profundidad y de mayor dimensión para los más mayores.

Estas zonas se transforman en presencia del agua, donde las crecidas del río se introducen en estos espacios. Estas zonas se convierten ahora en balsas generando unas piscinas urbanas. a medida que va pasando el tiempo, el agua se irá evaporando descubriendo de nuevo los espacios iniciales.

Un recorrido cíclico que, en definitiva, muestra dos lecturas como respuesta al clima.






Desde la entrada el propio rio que se introduce en la parcela te marca la dos direcciones a seguir (zona administrativa y área de aulas).

Atravesando este primer espacio accedes a la zona del patioconcebido como el MONTESSORI SCHOOL (DELFT) de HERMAN HERTZBERGER,donde genera un área a la salida del aula al mismo nivel marcando una ligera sobreelevación de este conjunto respecto al resto del patio. Esta diferencia de nivel produce una apreciación del niño hacia estos espacios de acceso dentro del propio patio común como privados, propios del aula/s a las que dan acceso.

Ya dentro de la misma, con un carácter modular, se generan dos espacios diferenciados; la zona de trabajo y la zona de juego separados por una lámina de agua procedente de la recogida de aguas pluviales.

Una segregación por edades y en dirección a la crecida del río con comunicación visual entre aulas de distintas edades mediante una superficie acristalada. La zona de comunicación entre aulas de la misma edad mediante una pared de cristal a escala del niño (1 m. de altura) con la posibilidad,en un momento dado, de poder levantarla permitiendo la unión entre clases, entre niños de la misma edad.






Imagenes T103

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada